Share this...
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. Hoy hablaremos de los planes alimenticios ADECUADOS, no los que se rigen bajo estereotipos. ¡Así que comencemos!

¿Has escuchado de la dieta de trece días?, ¿la de siete?, o tal vez ¿la del melón?, ¿la de la luna llena?, y así podría continuar con docenas de dietas que tienen nombres extraños y cada uno más alocado que el otro. Y es que Internet hoy en día está plagado de dietas para bajar de peso que no siempre son recomendables, porque o aparece el llamado “rebote”, o simplemente no te dan los nutrimentos adecuados que el cuerpo humano necesita.

planes-alimenticios

Y esto puede ser peligro, y no hay una cultura que prevenga de esto. Cualquier niño puede agarrar una computadora e intentar este tipo de dietas alocadas que te matan de hambre y dejan a tu cuerpo débil y sin fuerzas. ¡Y a nadie le interesa! Porque lo único que importa es que tengas las medidas que la sociedad te exige, que te fuerza a vender tu salud con tal de no desencajar en el perfecto rompecabezas que tienen establecido. No puedes ser una pieza perdida y con forma diferente, porque simplemente no serás aceptado y serás juzgado.

Te enseñan desde que naces a comparar tu cuerpo, a desear tener más de algo o menos del otro, a sentirte insatisfecha contigo misma y siempre queriendo modificarlo. Es algo verdaderamente triste, porque el cuerpo es un santuario, y un milagro viviente. Es decir, se mueve gracias a las conexiones cerebrales en cuestión de milésimas de segundo o, las luces que pasan por nuestro globo ocular hasta transformarse en imágenes. Todo es perfecto, tiene una magnificencia en cada uno de los procesos que logramos, y sin embargo no lo notamos, ¿Y por qué es esto? Porque solo estamos necios en la idea de ser delgados.

Aunque todo es un balance, porque una cosa es no tener la complexión extra delgada que atenta contra tu salud, y lo otro es caer en la obesidad, puesto que con esta enfermedad hay diversas consecuencias que van desde dislipidemias, hasta la diabetes, y hasta las rodillas te pueden fallar de tanto peso. Ningún extremo es bueno en la vida, y esto también se refiere a la nutrición. En serio no caigas en las trampas sociales, ni tampoco te refugies en la comida. Sé que la sociedad exige demasiado, pero debes conservar tu esencia. No cedas, por más presión que tengas, pero siempre cuídate.

Si tienes duda de en dónde puedes acudir, aquí tengo tu solución: NutreSalud. Aquí tendrás todas las respuestas que necesitas, para bajar de peso de manera saludable o para alcanzar el que necesitas. Basándose en lo que tu cuerpo está pidiéndote, no lo que aparece en la revista Vogue.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!

Facebook Comments