Share this...
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter

¡Hola, bebés de luz! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien. Bueno, antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.

 

¿Cuántas veces hemos ido al dentista y encontramos un montón de artefactos, que sólo nos asustan? Está el taladro, el arco de young, los cepillos y tú sólo puedes pensar: ¡todo eso me va a lastimar de maneras inimaginables!

 

Es por eso, por lo que, hoy te traigo una lista de las herramientas que utilizan los dentistas, cuando vas a consulta; con la esperanza de que un poco del miedo que tienes desaparezca, como cuando comes un Nutrisa se van todo los problemas -ok, tal vez esto último, sólo es cosa mía-.

Espejo Bucal

Esta herramienta, sin lugar a duda, es la que menos miedo nos genera. Es un pequeño espejo redondo, sujeto a un mango metálico, en posición angular con el objetivo de permitir al dentista ver zonas de difícil acceso dentro de la boca. Sirve para ver de forma detallada, el interior de la boca y reflejar la luz.

 

Explorador dental o sonda

Este es un pequeño gancho curvado muy delgado con un mango de metal, no puede atemorizar porque creemos que nos va a cortar. Sin embargo, el dentista lo utiliza para tocar los dientes, con el objetivo de determinar los niveles de placa o sarro adherido.

 

Torno o taladro dental

Sin lugar a dudas, este puede ser el que nos haga sufrir más, sin embargo, no es por el dolor que nos causa -que casi siempre es nulo-, sino por el ruido que hace. No obstante, es una de las herramientas más útiles para el dentista, ya que, es utilizada en diferentes procedimientos, desde relleno de cavidades, alisado de dientes y eliminación de placa.

 

Eyector de saliva

Es un tubo de plástico pvc translúcido y flexible que se encarga de la eliminación de residuos ya sea, saliva, exceso de agua, escombros y sangre durante el procedimiento odontológico, junto a esta herramienta se ocupan algodones absorbentes, para mejorar la limpieza. Y a pesar, de que puede ser incomodo tenerlo todo el tiempo en la boca, es inofensivo y no da miedo.

 

Todos estos aparatos son inofensivos, no debemos tener miedo de que nos arranquen la lengua o algo así. Sin embargo, es importante asegurarse de que son de buena calidad, para eso pregunta a tu dentista en dónde los adquirió; si su respuesta es Camident, no hay de qué preocuparse.

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Facebook Comments