Share this...
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter

¡Hola, bebés artísticos! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien. Bueno, antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.

Hoy les traigo los mejores consejos, para aprender a tocar piano, aunque debo decirles lo importante que es acudir clases de piano y que tomes esto como un reforzamiento de lo aprendido en ellas.

  1. Todo empieza con una buena canción

Una buena canción es la mejor motivación que puedes tener a la hora de aprender a tocar el piano. Por supuesto, debes de conocer unas pocas reglas básicas antes de empezar. Por ejemplo, qué teclas debes tocar y en qué postura debe estar tu mano. Tampoco debes calentarte la cabeza demasiado en esto, solo basta que le dediques un par de días. ¡Elije una canción y manos a la obra!

Escoger la canción adecuada puede resultar más complicado de lo que parece. Es lo más importante de todo. Si es demasiado fácil, te aburrirás enseguida, pero si es demasiado difícil, terminarás frustrado. Procura encontrar una transcripción sencilla de alguna canción o pieza de música clásica que te guste de verdad. Puedes encontrara varias opciones en YouTube.

  1. ¡Vayamos por partes!

Una vez encontrada la canción, empieza por dividirla en pequeñas secciones de 4 a 10 segundos. ¿Por qué? Cuando practicas piano, tu cerebro funciona a toda máquina. Tiene que memorizar movimientos de mano nuevos y complejos, y es normal que no pueda almacenarlo todo de una. Estudios han demostrado que realizar repeticiones de 4 a 10 segundos es lo ideal para que tu cerebro permanezca concentrado y no desconecte.

Así que intenta aprender una sección cada día en lugar de intentar tocarlo todo de una vez. Nuestra función Bucle te permite practicar periodos cortos. Basta con que marques la sección que quieras practicar y le des al Play para trabajar en ella.

  1. Date un respiro

Antes de intentar tocar con las dos manos a la vez, asegúrate de que puedes usar cada una por separado. Esto es importante ya que, como acabamos de ver, el cerebro no puede almacenar tanta información de golpe. A la hora de aprender una pieza nueva, nuestro cerebro se saturará si empezamos a tocarla con las dos manos desde el principio. ¡Lo más seguro es que tengas dificultades a la hora de coordinar los movimientos!

  1. Practica todos los días

Notarás mejores resultados si practicas 20 minutos al día que en lugar de dos horas el mismo día de la semana. No se trata de cuánto prácticas, sino de con qué frecuencia. Por eso, es mejor realizar dos sesiones de 20 minutos a la semana que una sola de 40, y seamos realistas: así es más fácil permanecer 20 minutos sentado al piano cada día. Haz que los ejercicios de piano se conviertan en un hábito que puedas conservar. Si tienes disposición y motivación para practicar, ¡las canciones te saldrán rodadas!

Finalmente, como te mencione en un principio, es muy importante que acudas a clases, es por eso que te recomiendo ampliamente la escuela de música Super Nova Music.

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

 

Facebook Comments